viernes, 5 de marzo de 2010

Dirige tu propia película




     Xtranormal es una herramienta gratuita para crear y compartir animaciones 3D que permite al usuario producir una película animada basada en un guión. Para hacer  cine se necesita un director, un guión, actores, escenarios y sobre todo un equipo de técnicos. Este programa proporciona la infraestructura de producción, lo demás lo pone uno.
      Lo único que hay que hacer es registrarse, elegir los actores, escribir el guión y gritar “Acción!!“. Citando el eslogan del sitio: “Si puedes escribir, puedes hacer películas”.
      Podemos elegir entre dos tipos de personajes: o unos muñecos tipo Lego u otros más humanoides. Una vez elegido el reparto (restringido a dos actores), se nos presenta un guión, que viene a ser, en lo fundamental, un creador de escenas. Es en este guión donde no sólo pondremos el diálogo, sino también la posición de la cámara, las acciones, gestos, miradas y sonidos..., con sólo arrastrar el icono al espacio correspondiente y seleccionar lo adecuado cuando se nos pregunte. Cuando queramos que el otro personaje hable, agregaremos un nuevo bloque de diálogo (por defecto, ya lo tiene seleccionado). Además le podemos añadir sonidos ambientales, banda sonora, seleccionar diferentes  vestuarios para los personajes y cambiar los escenarios. En cualquier momento podremos comprobar cómo un sintetizador de voz reproduce los diálogos de texto que hemos introducido. Incluso el texto en español es bien entendible (debemos seleccionarlo desde el icono de personajes, ya que por defecto está en inglés).
       Una vez terminado, pinchamos en It’s a Wrap! para publicarlo, obtener el código y compartirlo con el resto de la comunidad. Si queremos mayor repercusión y "éxito de taquilla", y con un solo clic, podemos exportar nuestras creaciones a YouTube.

   ¿Es esto un juguete? Lo parece, pero miremos más de cerca. Hasta ahora las animaciones en literatura electrónica se vienen haciendo en flash, para lo cual hay que dominar una técnica difícil que no está al alcance de cualquiera. Hoy, con este tipo de programas, cualquiera, si tiene una historia en la cabeza, puede plasmarla visualmente en poco tiempo y difundirla por Internet. Esto puede ser útil para escritores (sobre todo si son de teatro) que quieran dramatizar un diálogo o contar una historia sencilla. La infraestructura textual y los recursos actuales del programa no permiten mucho más, pero si en el futuro se aumenta el número y la calidad de los escenarios, el número y aspecto de los personajes, las historias pueden ser cada vez más complejas.

    ¿Pero es esto literatura electrónica? No tiene hipertexto, ni interactividad (el autor no deja intervenir al lector, ni el lector puede elegir trayectorias distintas). Sí tiene multimedia, aunque provenga de los recursos de animación que vienen dados en el programa. La dimensión literaria está representada por el guión, la electrónica por su ejecución y difusión en la red. Digamos que este tipo de producciones se encuentran en los bordes de un conjunto difuso en el que los prototipos están en el centro y los híbridos como éste en la periferia.

     Pero lo más importante, a mi parecer, es que permite que una audiencia global pueda realizar su propio contenido audiovisual. Y es en esa dimensión masiva donde aparecen todas las posibilidades para que un simple mortal pueda crear (¡y publicar mundialmente!) una obra con unos recursos que antes le eran inaccesibles. Lo más normal es que este tipo de programas acaben empleándose en presentaciones, actividades educativas, redes sociales... no obstante, los escritores de ficción también podrán poner a prueba su fantasía. Por mi parte , animo a los lectores a intentarlo, siempre puede hacer ilusión ser John Ford por un día.
Entrada publicada por Juan José Díez




Share/Save/Bookmark

1 comentario:

  1. A veces en la literatura electrónica hay autores que quieren seguir siendo omnipresentes: deberían recibir la visita de sus personajes demandando libertad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...