miércoles, 23 de junio de 2010

Faulkner en hipertexto



    Ya hemos hablado aquí de obras clásicas enriquecidas con versiones hipertextuales (Moby Dick, Finnegas Wake). Por un tuit de José Antonio Vázquez (@joseantvazquez) nos enteramos de la aparición del libro más famoso de William Faulkner  El sonido y la furia en versión online con hipertexto, comentarios críticos y apéndices.
    Esta novela de 1929 narra la decadencia y destrucción final de un viejo linaje sureño desde el punto de vista de los últimos supervivientes degenerados de la familia Compson. De este modo, cada una de las secciones del libro son el testimonio de uno de los Compson. La primera es la relatada por Benjy, un débil mental para quien el mundo se basa más en percepciones que en personas y objetos. La segunda sección es la narrada por Quentin Compson, hermano del anterior, poco antes de suicidarse. La tercera parte está a cargo de Jason, también hermano de los anteriores. La cuarta, según el propio Faulkner, es la única que no es relatada por un miembro del clan Compson, sino por él mismo. Esta última parte, sin embargo, está construida con un punto de vista de tercera persona focalizado en Dilsey, la sirviente negra de la familia Compson y sirve para reordenar y dar sentido a las acciones y pensamientos de los demás personajes. Como vemos, la obra tiene una estructura polifónica en la que los mismos hechos son presentados bajo el punto de vista de distintos narradores.
    Si entramos en la página debemos mirar a la columna lateral donde se encuentra el Índice. En él disponemos de la sección Intertextos, donde se explican las fuentes clásicas a las que recurre Faulkner: la Biblia, Shakespeare, Walter Scott...
     En la sección Críticas se recogen una ingente cantidad de estudios sobre aspectos literarios, simbólicos, lingüísticos, religiosos, etc. (muchos de ellos accesibles en la red). Destaca aquí el ensayo de Jean Paul Sartre "On The Sound and the Fury: Time in the Work of Faulkner," 1955, donde el filósofo considera que la metafísica de Faulkner es la metafísica del tiempo. "El hombre es la suma de sus infortunios... la desdicha del hombre estriba en estar ligado al tiempo (...) El gesto de Quentin de romper su reloj tiene un valor simbólico, le desconecta del tiempo cronológico para sumergirle en el tiempo de Benjy, el idiota, que al no comprender los relojes, sólo vive en la temporalidad."
    Especialmente útil es la sección Visual Displays que reúne una serie de gráficos entre los que destaca el ímprobo esfuerzo de la secuenciación cronológica de las escenas.
    Pocas ediciones electrónicas de novelas existen; las que hay son simplemente copias digitales de textos y no ediciones críticas. Los editores de esta obra han intentado aprovechar las posibilidades de la plataforma hipertextual para crear un edición crítica de valor académico. 
    La estructura narrativa típicamente no lineal y polifónica en la que cada voz cuenta su historia y a la que puede accederse desde cualquiera de los personajes se adapta especialmente bien al hipertexto. Esto nos lleva a pensar que la narrativa electrónica, aunque es inevitable que explore nuevas formas de expresión, no tiene por qué estar monopolizada por la teoría literaria de posmodernos y mutantes. En literatura la verdadera innovación viene del campo del lenguaje, de la fuerza de la prosa, de la construcción de los personajes, de la mirada humana y del estilo del autor y no de elementos formales externos como los que pueda ofrecer la mera textualidad electrónica. 
Entrada publicada por Juan José Díez

Share/Save/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...