viernes, 25 de noviembre de 2011

5000 palabras, de Isaías Herrero


     Isaías Herrero acaba de publicar 5000 palabras, una ficción hipermedia en flash que combina en una sola página web, relatos, micro-relatos, poesía generativa, poesía colaborativa, juegos de palabras, audio, vídeo y extraños paseos por espacios virtuales. Este diversidad multimedia está unificada, no obstante, por un hilo temático común: el lugar del hombre moderno en un mundo de autómatas.
     La obra empieza con una presentación en flash con fondo musical, a veces entreverado por voz humana, que acompaña a unas imágenes de estética robótica, entre las que sobresale la cara de un autómata y la palabra  MACHINE, o también el grito de un rostro desfigurado y un panel con vídeos de calles nocturnas. En esta página introductoria hay una columna izquierda con 5 puntos rojos, los tres primeros dan acceso al contenido. Si pulsamos en el primero, entramos en el espacio Xanadú. Allí un texto desarrollado con scroll lateral nos habla de la revolución de las máquinas, de antropomorfizar módulos programados, de cyborgs proscritos que deambulan por la tierra. Al final del texto existen unos enlaces externos en rojo (precedidos por @) que nos llevan a páginas web (por ejemplo: un cementerio gótico, un artículo sobre autómatas, clásicos del ciberpunk). Este recurso a enlaces externos en una obra en flash de carácter multimedia podría parecer algo natural, pero sorprendentemente la literatura de internet utiliza poco o nada lo que más decisivamente caracteriza a la red: los simples enlaces que conectan con páginas web realmente existentes.
      El segundo punto se titula Editable. En él aparecen, dentro de unas tiras de antiguos telegramas, textos que al pulsar sobre ellos generan otros que a su vez producen otros dentro de la misma cinta. Las frases tienen sentido por sí mismas, pero las que se producen al pinchar sobre ellas no tienen conexión alguna. Estamos, aparentemente, ante un programa de combinación aleatoria de frases con sentido. Por ejemplo, si pulsas sobre la frase "¿Puedes tú?", obtienes "No es revolución, es evolución".
     El tercer punto, Teleport, es ya pura imagen (estática, con fotos o en movimiento, con vídeos). En ella se presentan siete círculos blancos numerados. Pero no son siete, pues continuamente están apareciendo otros y el lector no sabe cuántos son en realidad. Podemos encontrarnos imágenes de película de extraterrestres, de Elena Ceausescu, de Stalin y Hitler (especialmente impresionante es la que tiene como fondo la banda sonora de la película de Kubrick 2001. Una Odisea del Espacio).
       Es de señalar el amplio número de espacios virtuales que contienen estos registros. Es una auténtica aventura recorrerlos todos, y en casi todos se consigue una respuesta emocional del espectador, provocada por una diabólica selección de imágenes generalmente ligadas al desamparo del hombre en la edad de los autómatas. Es de destacar asimismo la continua aportación de la música  (puede pararse a voluntad) que sirve como eficaz acompañamiento a la contundencia de las imágenes. En definitiva, una obra ambiciosa, que contiene una gran cantidad de material a explorar, y que consigue su principal objetivo poético: sumergir en un mundo ficticio al lector y una vez allí, conmoverlo.
    Isaías Herrero fue ganador del 2º Premio Internacional de Narrativa Digital Ciutat de Vinarós con la obra 21 días. Premio “Vicent Ferrer” a la mejor obra en lengua catalana por La casa sota el temps.

Entrada publicada por Juan José Díez


Share/Save/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...