miércoles, 2 de febrero de 2011

Libros por las nubes

                        

     Inventive Labs ha lanzado recientemente la versión beta de su ereader para HTML5 Book.ish. Bookish es una plataforma de lectura en la nube de ebooks en formato epub basada en la tecnología HTML5  que permite leer libros digitales desde cualquier dispositivo que disponga de un navegador.   No hay software ni archivos que cargar, sólo tienes que inscribirte y ponerte a leer los libros que quieras comprar. No "posees" tus libros en el sentido tradicional, sino el derecho a acceder a ellos. Por ahora Book.ish ofrece de prueba una edición digital en html5 de The Wind in the Willows, el cuento clásico de Kenneth Grahame (1859-1932), para mostrar las posibilidades del nuevo lector.
    Por su parte, la librería independiente australiana Readings empieza a experimentar con el concepto de pago-por-acceso basado en la nube. Recientemente ha lanzado  su tienda Readings Ebooks, que trabaja en colaboración con Book.ish. La editorial te vende una dirección web a la que sólo tu  puedes acceder para poder leer el libro. Como los navegadores ofrecen copias caché offline, el libro queda almacenado para ser leído aunque no  se esté conectado a internet. Esta librería australiana ya tiene varios títulos (a mi entender demasiado caros para ser buñuelos de blancas nubes -  entre 12 y 20 euros).
    La idea de acceso frente a propiedad en sí misma  parece un buen camino a seguir por el mundo editorial. En teoría este modelo puede parecer atractivo en algunos contextos para ciertos lectores. Pero un fallo en la red o el fracaso del negocio de un proveedor haría que instantáneamente el libro comprado se esfumara en el ciberespacio temporal o definitivamente. Esta dependencia de la red y de los servidores comerciales producen una fragilidad a medio y largo plazo que puede disuadir a un comprador de gastarse su dinero en evanescentes urls. Creo que este nuevo tipo de acceso a los libros (para que tuviera éxito) debería basarse en un precio mucho menor porque, al fin y al cabo, la propiedad (que concebimos todavía como sinónimo de posesión y disponibilidad en toda circunstancia) no es plena  y  las nubes tarde o temprano terminan evaporándose. 

Entrada publicada por Juan José Díez

Share/Save/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...